Espermatofitas

Dentro del reino vegetal existe una tercera evolución de plantas conocidas como 'Espermatofitas'. Esta especie apareció en el proterozóico y son, actualmente, las mejores adaptadas al medio terrestre. Asimismo, se caracterizan por tener una estructura cormofítica, es decir, poseen raíz, tallo y hojas. Sin embargo, su rasgo más característico es la producción de semillas y frutos a partir de la misma.

Atendiendo al tipo de fruto que produzcan se subdivide, a su vez, en angiospermas y gimnospermas.

 

 

La 'Magnolia Grandiflora' es una especie espermatofítica

 

 

Los individuos que pertenecen a este grupo son plantas de porte arborescente, aunque en algún caso se manifiestan cn aspecto arbusivo. Sus hojas, en gran parte de las especies, son perennes aciculares (hojas alargadas que evitan la pérdida de agua) o escamosas. Sus semillas no presentan sustancia carnosa que la envuelva. Las coníferas son un ejemplo claro de este tipo de plantas espermatofíticas.

 

 

    Proceso evolutivo del fruto de una espermatofita

 

Vídeo didáctico sobre la reproducción sexual de las plantas